Reseñas: Avengers: Infinity War



Desde que vimos el primer tráiler hace ya casi medio año, sabíamos  que no íbamos a estar listos para lo que Marvel estaba preparando para nosotros, y después de una larga espera y, literal, una década de películas con las que poco a poco se ha ido formando esta fase que culminará con la cuarta película de Avengers, llega al fin, AL FIN Avengers: Infinity War, y si por alguna razón temían que la película no fuera a estar a la altura de tan épico evento, o de que no fuera tan buena como parecía, déjenme decirles que todos mis sueños ñoños se han hecho realidad después de verla.

A continuación les presento mi reseña, que más que nada es mi humilde opinión como fan de los cómics, como fan del universo cinematográfico de Marvel y como fan del cine en general. Como tiene menos de una semana de estreno y no quiero arruinar la experiencia para nadie en absoluto, mantendré esta zona libre de spoilers para todos aquellos que no la han visto (y que deberían ir YA).

Después de años de villanos mediocres (seamos realistas, casi todos eran lo mismo una y otra vez), salvo algunas excepciones, llega Thanos, a quien vimos por primera vez en la primera película de Avengers hace ya seis años, y sinceramente este personaje no necesita presentación alguna. La película se ahorra las introducciones y comienza luego luego con la acción para demostrarnos que el villano más grande de todo el universo Marvel ya está aquí y no se anda con rodeos. Partiendo directamente de una de las escenas post créditos de Ragnarok, vemos al Titán llegar a la nave donde se resguarda lo que quedó de la población de Asgard, incluídos Thor, Loki y Hulk para recuperar el teseracto, la primer gema que vimos en la primera película de Captain América y que terminó bajo el resguardo de Asgard después de que Loki la utilizara para atacar a la tierra en Avengers. De aquí en adelante la historia trata básicamente de la búsqueda de las demás gemas restantes, y de cómo los diferentes grupos de súper héroes que hemos visto en el universo cinematográfico terminan coincidiendo en su afán de detener a Thanos. Thor, por ejemplo, termina malherido después del ataque a la nave y los Guardianes llegan al rescate después de recibir una señal de ayuda. 
Hablando de Thor, por cierto, me da gusto ver que desde Ragnarok han sabido demostrar todo el potencial que el personaje tiene y nos han recordado que es uno de los súper héroes más poderosos de todo el universo Marvel; además, el papel que él tiene en esta película es primordial. Capitán América no tiene tanto tiempo en escena pero aun así los Russo logran enseñarnos el desarrollo que el personaje ha tenido después de Civil War. T’Challa viene un poco más fresco de su propia película y Tony Stark continúa la historia que dejó en Homecoming. En general, todos y cada uno de los personajes tiene sus cinco minutos, no se deja a nadie atrás y nos demuestran que cada uno de ellos tiene un papel muy importante en esta guerra.

Desde que supimos que la historia, que es bastante extensa en los cómics, iba a ser dividida en dos partes, suponíamos que esta primera mitad no iba a terminar nada bien, pero aun así esta película logra dejarnos con la boca abierta, sorprendidos y con el corazón roto. Suceden tantas cosas que cuando apenas estamos procesando cierto evento, pasa lo siguiente y es mucho peor, y así sucesivamente. Definitivamente no es suficiente verla una sola vez en el cine, ya que además de que pasa tanto que puede que con una sola vez no nos demos cuenta de todo, es sin duda la mejor película de cómics que ha salido hasta ahora.

Para aquellos que no están tan familiarizados con los personajes o que no son tan fans, puede resultar un poco confusa, ya que esta película se salta casi todas las explicaciones (y con justificación, que para eso existen las demás) para ir directo a lo que va. Si no tienen la memoria tan fresca, o si simplemente desean ir preparados, es recomendable echarse toooodo el maratón de películas Marvel, aunque si no lo hacen y hay cosas que no recuerdan no pasa nada, ya que a pesar de todo, Infinity War logra ser una película compleja y simple a la vez, si eso tiene sentido.

Ya para concluir, le doy 5 de 5 estrellas a Infinity War y no me queda más que decir que ojalá me pudieran congelar como a Bucky Barnes para así no tener que esperar un año completo para ver en qué va a concluir esta historia.

0 comentarios: