¡¿Tres años ya de El Androide en la Mazmorra?!

Cómo pasa el tiempo. Todavía me acuerdo del día que Rodrigo y Gus me invitaron a formar parte de este blog. He de confesar que al principio me dio miedo, ya que a pesar de que leo cómics y conozco sobre ellos, son GUS Y RODRIGO. Nunca he conocido a nadie tan apasionado por los cómics como ellos, así que pensé “LOL no sé nada a comparación de ellos. Pa puras vergüenzas”, pero dije bueno va, qué puedo perder. Para mí era algo nuevo porque una cosa es que algo te guste mucho y lo disfrutes y otra muy diferente es compartir lo que ese algo deja en ti, lo que te hace sentir, lo que te enseña. Porque sí, voy a sonar bien cursi pero hay cómics y personajes que dejan una huella bien grande en ti, que te inspiran para afrontar la vida diaria. Por mucho que sean ficción, hay ciertos aspectos con los que uno se identifica. Así que dije hagámoslo. Tal vez no sepa mucho (no tanto como los demás colaboradores), pero todo lo que les comparto lo hago desde el corazón porque es algo que disfruto. Es bien bonito sentarse después de un largo día de la vida adulta (sniff) y poder dejar por un momento las preocupaciones atrás y sumergirse en un mundo completamente diferente y fascinante. Si es algo que me hace feliz, ¿Por qué no compartirlo con los demás? Supongo que por eso, todos los que estamos aquí nos dedicamos a escribir sobre lo que nos gusta.

Ser ñoño ahora es ridículamente fácil a comparación de hace unos años. Con las películas, el mundo de los cómics se ha expandido y ahora los raros son los que no son ñoños. Esto también va a sonar bien cursi pero si la gente que no lee los cómics disfruta de las películas, imagínense nosotros que estamos viendo lo que leímos hace un tiempo cobrar vida en pantalla. Bueno, ya divagué, volvamos a lo principal. Además, está bien cool que mucha gente se esté acercando a este mundo poco a poco. Yo creo que también por eso hacemos esto, para guiar a los que apenas se van uniendo al mundo ñoño.

Debido a esta popularidad que va en constante crecimiento, también ha ido creciendo la cantidad de gente que igual que nosotros, le gusta hablar sobre lo que disfruta. Tal vez algunos se pregunten ¿Para qué escribir para un blog de cómics cuando hay un montón de personas escribiendo y hablando sobre lo mismo? Pues porque queremos compartir con nuestros lectores lo que nosotros experimentamos, porque cada cabeza es un mundo diferente y no existen dos interpretaciones exactamente iguales de algo. Porque tal vez alguien se tope con una de nuestras reseñas, la lea y diga “Se ve chido, lo voy a comprar”. Esa es la satisfacción que a mí me deja en lo personal. Saber que tal vez, leyendo lo que escriba, alguien puede disfrutar de lo que yo disfruto.


Y pues ya por último sólo me queda decir gracias. Gracias a Gus y a Rodrigo por invitarme, a todo el equipo por su entrega y compromiso. Porque se encuentran un tiempo para sentarse y compartir con nosotros (sí los leo, lo juro) y con los demás sus opiniones. Y gracias a quienes han estado desde el principio leyéndonos y a aquellos que comenzaron hace poco también. Espero que sean muchos años más de ñoñez, películas y cómics. 

Sigan viendo, sigan leyendo, sigan disfrutando, porque en un mundo tan de la fregada como en el que estamos viviendo ahora, con tanta cosa triste en las noticias todo el tiempo, el poder salir de la realidad y entrar a un mundo completamente diferente aunque sea un ratito es bien padre. 

¡Gracias!

0 comentarios: