3 años de El Androide en la Mazmorra

Creo firmemente que vivimos en el mejor momento para ser fan de los comics. Sólo basta con ver los puestos de revistas, las carteleras del cine, o la programación en la TV. Si bien los comics han existido por bastante tiempo ya, hoy en día están llegando a un nuevo nivel.
Primero que nada por la difusión. Especialmente en nuestro país, actualmente se publican gran cantidad de diferentes comics. Y hoy en día ya no estamos limitados a sólo Marvel y DC, pues también ya tenemos muchas otras opciones de comics alternativos, con contenido excelente y temáticas muy variadas.
Después, está la facilidad para encontrarlos. Nuevamente en nuestro país basta con ir a la tienda de revistas más cercana, y uno encuentra la mayoría de los comics. Y por supuesto también está el internet: el formato digital nos permite descargar cualquier comic, y en casos como Marvel Unlimited, es posible consultar el catálogo practicamente completo de la editorial. 
Y sí, por supuesto, están las adaptaciones. El cine y la televisión han hecho su parte por enamorarnos de los mundos que conocimos en las historietas. Incluso transformando el cine y sus tendencias, las películas de comics están en su punto más alto, y también su recibimiento por parte del público.
Pero nada nunca se comparará con la sensación de tener un comic entre tus manos. El cine y la televisión se pueden disfrutar de manera colectiva, todos recibiendo la misma imagen al mismo tiempo. Sin embargo, un comic es un momento individual, un momento íntimo entre lo que se lee y el lector. No hay dos experiencias iguales al leer un comic, pues cada quién lo interpreta diferente. Las voces de los personajes, sus humores, el contenido de los paneles, los detalles o la falta de estos. Si bien es comparable con leer un libro, un comic evoca una cantidad completamente diferente de sensaciones en el lector. 

Me gusta creer que he aportado algo a este maravilloso mundo del comic a través de este blog. Para escribir sobre ellos, lo que tengo que hacer es leerlos. Y no hay nada que me llene más de satisfacción que la lectura de un buen comic, tanta satisfacción que sería egoista si no tratará de compartirla de alguna manera.
El Androide en la Mazmorra ha sido esa plataforma para mi, una manera de dar a conocer lo mucho que siento amor por este medio. Un medio que nunca acaba, pues cada día descubro un comic nuevo, un autor nuevo, un formato nuevo, un amor nuevo. 
En un principio, parece que los comics son sólo lo que conocemos popularmente. Marvel y DC, los superhéroes y los supervillanos. Pero excavando poco a poco encontramos muchísimas cosas más. Descubrimientos que uno hace por su cuenta, o por personas que lo recomiendan, o por sitios y blogs como el que hemos mantenido por 3 años. 
Nuestro blog, entonces, es mucho más que sólo palabras. Es un reflejo de cómo se manifiesta el fenómeno de los comics a través de nosotros, cómo lo vemos en nuestro país y cómo lo disfrutamos individualmente. Pero también, cómo lo transmitimos y cómo nos sentimos al leerlos.
Porque a fin de cuentas, nada vale la pena si no nos mueve algo por dentro. Si nos produce alegría, emoción, tristeza, enojo, decepción o instrospección. Si no sintiéramos nada al leerlos, no tendría ningún caso escribir sobre ellos.
Pero al final lo importante es que sí sentimos, y el Androide en la Mazmorra es un depósito de todos nuestros sentimientos al leer lo que tanto nos gusta. 

No queda más que agradecer a mis compañeros del blog, con los que comparto este espacio día a día. Agradecer su interés, su constancia y su visión. Hay un equipo conformado muy tácitamente, y sin querer o a propósito nos complementamos bien en nuestros gustos y preferencias, pero tenemos en común esta pasión por los comics. 
Y por supuesto, agradecer a los lectores. No importa si tenemos muchos o pocos, los lectores que tengamos son lo que importa aquí, pues lo que buscamos es que alguien encuentre útil lo que escribimos y nuestras recomendaciones. Si por nuestras entradas alguien se ha animado a comprar o a leer un comic, es todo lo que podemos pedir como blog.
El futuro augura bien para los comics, pues se viene un mar de contenido en diferentes medios para los amantes de las historietas. Pero en un mar tan inmenso, no es imposible que uno pueda perderse. Por eso nosotros proponemos una guía para navegar, abierta siempre a cambiar el rumbo para descubrir nuevas cosas, y eso sí, disfrutar mucho el viaje. 

0 comentarios: