Océano: Descender 1. Estrellas de hojalata


No habíamos tenido la oportunidad de hablar mucho de la propuesta de la editorial Océano en cuanto a comics, pues han empezado a sacar títulos muy interesantes como Calvin & Hobbes, Nimona y ahora Descender.
No cabe duda que es el mejor momento para los comics en nuestro país, ya que cada vez hay más interés por parte del público y de las editoriales, lo cual se nota al ver publicaciones de este tipo.
La propuesta de Océano es muy atrevida: nos está trayendo comics que no son las típicas historias de superhéroes, y además dos títulos son bastante recientes. 
Descender es un ejemplo de ambas, la serie surgió en marzo de 2015, y se trata de una historia de ciencia ficción y robótica.
Esto nos coloca mucho más cerca de la escena del comic actual, ya que nos permite leer comics aclamados por la crítica sin la necesidad de pedir por internet los originales o esperar demasiado tiempo. Los comics actuales de editoriales que no son Marvel y DC están dando mucho de que hablar, y poco a poco nos van llegando también a nosotros gracias a esfuerzos de las editoriales que estudian muy bien sus títulos a publicar.
El comic fue publicado originalmente por la editorial Image, es escrito por Jeff Lemite y dibujado por Dustin Nguyen. Lemire es conocido por su serie Sweet Tooth de Vertigo Comics, y actualmente escribe para Marvel también las series de Extraordinary X-Men y Old Man Logan, ambas publicadas en nuestro país por Televisa. Nguyen ha trabado en bastantes títulos de Batman, como Batman & Robin, Streets of Gotham, Batman Beyond, Batman Eternal, e incluso es creador de la mini serie Batman Li'l Gotham, que sobresalió bastante gracias a su estilo de arte.
La historia nos lleva a un futuro, donde la tecnología ha permitido la exploración del universo y la creación de una comunidad de distintos planetas. Entre esta tecnología, los robots forman parte importante de la sociedad al ayudar con distintas tareas e incluso servir como acompañantes.
Sin embargo, la tragedia llegará pronto: en las principales ciudades del universo aparecen robots gigantes desconocidos, que acaban con gran parte de la población. Nadie sabe de dónde vivieron, y desaparecen tan pronto como surgieron.
Los Cosechadores, como los llamarán los sobrevivientes, darán un golpe tremendo a la comunidad planetaria, y nada volverá a ser lo mismo tras su ataque. 
Por un lado, el Consejo Galáctico Unido (CGU) dedicará todos sus recurso a investigar qué eran realmente los Cosechadores, y cuáles eran sus objetivos. Para ello enlistarán a la Capitana Telsa, cuya unidad buscará al doctor Quon, padre de la robótica avanzada. La unidad de la Capitana Telsa descubrirá los secretos de la creación de los robots más avanzados.
Pero el protagonismo de la historia recaerá en otro personaje: Tim-21. Tim es un robot de una serie de robots de compañía, que entró en modo de suspensión tras un accidente en el planeta que habitaba. Tim-21 es de los últimos robots que quedan, y pronto nos enterareos de que es un robot muy especial, y tiene vínculos a los Cosechadores que nadie imagina.
Ninguna historia es buena sin antagonistas, y en este caso tendremos bastantes, encarnados en una ideología de odio contra los robots. Los Gnishianos son los líderes del movimiento anti-robot, que surgió como consecuencia al ataque de los Cosechadores, creyendo que todas las máquinas existentes debían ser eliminadas para evitar otro ataque. Sin importarles las funciones ni la utilidad de los robots, los "chatarreros" se encargan de eliminar cruelmente a los robots que se encuentran por el universo.
Pronto veremos cómo Tim conoce a la unidad de Telsa y Quon, y juntos desenredarán poco a poco, junto al lector, los secretos del ataque de hace 10 años.
La historia es demasiado buena, y toca temas de tecnología, de avance, de lo desconocido y los peligros y beneficios de todo esto. También tiene temas de ética y moral tanto entre personas, como seres de otros planetas y por supuesto robots. Al final, aunque todo eso es cuestión de ciencia ficción, es una analogía perfecta para el racismo y la xenofobia que conocemos muy bien en la actualidad.
Todo esto llevado de la mano por un arte espectacular. No hay que ocultarlo, lo que más resalta en Descender es el maravilloso arte de Nguyen, con sus colores suaves y sus trazos amigables, pero perfectamente definidos. Los paisajes resaltan bastante, y los personajes se ven bastante reales y emotivos gracias al arte. 
Este comic es un ejemplo de por qué consideramos a los comics obras de arte, pues el conjunto del arte con la historia lo hacen digno de todo elogio. Si aun tienen dudas de que en los comics hay mucho más que superhéroes, Descender puede encantarlos, motivarlos y sumergirlos en el mundo de los comics como ningún otro podría.
Sin duda, estamos bastante agradecidos con la editorial Océano por traernos este título, y además, de hacerlo con una edición majestuosa. Sin errores, con una calidad de empastado y papel excelentes que nos brindan aun más placer al leer este título. Agradecemos también bastante el formato de empastado TPB, ya que la historia se presta mucho más para leerla de esta forma que por números individuales. 
Océano está haciendo un gran trabajo en traer comics espectaculares de muy buena calidad, por lo que esperamos con ansias lo demás que tengan planeado.
No queda más que recomendar ampliamente Descender, que es uno de los mejores comics actuales y una historia espectacular, llena de emociones, reflexiones y en general un momento muy agradable al leerlo.


0 comentarios: