Sam Wilson: Capitán América


Con todo esto de Spider-Verse y ahora Secret Wars, que han durado bastante y además han sido uno seguido del otro, nunca tuve oportunidad de hablar acerca de uno de los grandes cambios que Marvel ha hecho últimamente. Marvel NOW nos presentó a diferentes personajes ya conocidos y establecidos tomando el manto de súper héroes populares. Esto no es algo nuevo, ya que anteriormente hemos visto estos cambios que si bien son temporales, es una manera de salirse de lo cotidiano y explorar de una manera diferente a personajes ‘secundarios’, por así decirlo; darle un toque nuevo a algunos títulos que se vuelven monótonos después de ver al mismo héroe durante años. Además, cada uno le imprime una personalidad diferente a estos íconos, lo que lo hace interesante.

La diferencia de esta vez con las anteriores, fue que personajes que pertenecen a grupos de minoría y que necesitaban representación en los cómics tomaron estos mantos. Uno de estos cambios es el de Sam Wilson, aka Falcon, tomando el título de Capitán América, el cual recientemente ha dado mucho de qué hablar por ahondar en temas de política que reflejan la situación actual en Estados Unidos.

Después de que Steve Rogers fuera drenado del suero del súper soldado y envejeciera, alguien tenía que tomar su lugar como símbolo de la nación, porque el mundo no puede quedarse sin Capitán América. Ya habíamos visto esto antes después de la supuesta muerte de Steve después de los eventos de Civil War, cuando Bucky tuvo que tomar el manto a falta de su amigo. En esta ocasión, Steve concedió el honor a Sam Wilson, fiel secuaz que durante décadas ha luchado a su lado. Ian Zola, quien se convirtiera en el nuevo Nomad después de que Steve lo adoptara y lo entrenara durante años, se convirtió en el nuevo secuaz de Capitán América.

Por supuesto, este tipo de cambios dan mucho de qué hablar, sobre todo después de que personajes tan establecidos sean remplazados. Es difícil acostumbrarse, claro; nuestros héroes nunca podrán ser remplazados, pero un cambio de estos de vez en cuando no cae mal, sobre todo si se maneja de una manera correcta como han estado haciendo con Sam. Si bien, Sam no es el primer héroe afroamericano, es el primero que lleva un peso tan importante. Steve viene siendo un estereotipo de americano a más no poder físicamente, el simple hecho de que una persona de color represente a América ya lleva un mensaje en sí.

Hasta ahora, con All-New Captain America y con la nueva serie post Secret Wars que aún no han lanzado aquí pero espero que lo hagan, Sam ha demostrado que tiene lo necesario para llenar los zapatos de Steve Rogers. Me atrevería a decir (y esto es una opinión completamente personal) que Sam es mucho mejor Cap que Bucky, a quien la mayoría parece preferir cargando el escudo. En seguida les diré por qué. Bucky es excelente como The Winter Soldier, por toda su historia, pero como Cap le falta. Sam, en cambio, es más parecido a Steve, su pasado fue difícil pero lo llevó a convertirse en quien es hoy en día. Sam tiene las características que Capitán América debe tener.

Lo que más me ha gustado de este nuevo Cap, es que sus historias se sienten más reales y son un reflejo de lo que está pasando en la actualidad en América. Incluso ha causado polémica por tocar temas complicados como la migración de latinoamericanos a Estados Unidos. Si no le han dado oportunidad, se los recomiendo muchísimo, sobre todo este último volumen que aún no tiene fecha de publicación en México pero esperamos verlo pronto por aquí porque vale mucho la pena.


¿Ustedes qué opinan de que Sam sea el nuevo Capitán América?

0 comentarios: