Vertigo: Daytripper


Uno de los argumentos más comunes de las personas que no leen comics, es que es un medio "para niños", y que los que los leemos aun a avanzada edad somos inmaduros o incapaces de superar esa etapa de nuestra vida. 
Obviamente es un argumento reduccionista y bastante ignorante, pero es un argumento que ha permeado en la sociedad por bastante tiempo. Claro, hoy en día el boom del comic gracias a sus adaptaciones al cine y la televisión ha disminuido esta ideología un poco, pero no es raro encontrar a una persona expresando esta falacia todavía.
Daytripper es la prueba de que no, los comics no son exclusivamente para niños. Y ni siquiera es debido a que tenga un gran contenido violento o sexual.
No, Daytripper es un comic para adultos porque sólo una vida llena de diferentes experiencias puede hacer que sientas la terrible y dulce empatía al leer la historia de Brás de Oliva Domingos.
Nuestro protagonista es una persona normal, con un trabajo, una familia, una esposa. Brás se dedica a escribir obituarios en el periódico, trabajo muy fuera de lo común y que calza perfectamente con el estilo de la historia.
Esta novela gráfica está compuesta por 10 números, y en cada capítulo conoceremos una etapa diferente de la vida de Brás, en ningún orden cronológico, pero acomodadas para que algunos temas y acontecimientos se expliquen  de manera narrativa espectacular.
Eso sí, el comic no está exento de fantasía, pues hay varios pasajes de sueño y alucinación, pero aterrizados de manera correcta en la historia que se cuenta. 
En cada capítulo de la historia veremos un final bastante parecido: la muerte de Brás. Así es, nuestro protagonista morirá en repetidas ocasiones, un recurso literario bastante curioso, pues estas muertes nuevamente no se tratan de nada sobrenatural ni misterioso. Las muertes de Brás son una metáfora, de las distintas etapas de su vida, de los acontecimientos que lo marcan y de las experiencias que lo cambian para siempre. 
Es por eso que al leer la historia, no podremos evitar reflexionar en nuestra propia vida. ¿Cuáles han sido las muertes que yo he experimentado? Viejos amores, desilusiones, pérdidas importantes, expectativas no cumplidas. Daytripper resulta tan emocional porque se conecta con cada uno, con la vida de cada lector. Esto explica mi argumento inicial de que este es un comic para adultos. Sí, un niño podría leer este comic sin problemas, pero no sería capaz de evocar lo que nos hace sentir a personas más grandes, pues los niños aun tienen mucho que vivir antes de poderse identificar aunque sea un poco con Brás.
No falta decir que Daytripper no es nada típico. Una lectura difícil de digerir por su contenido emocional, pero suavizado por el excelente dibujo que lo cuenta junto a las palabras. El dibujo de esta novela gráfica equilibra perfectamente lo que se lee, pues nos lleva por la vida de Brás de manera excelsa, con cada detalle, cada color y cada trazo aportando algo a la imagen general de la historia.
Nuestra experiencia al conocer la vida de Brás no será nada menos que agridulce, pues sentiremos poco a poco lo que él siente, y como la vida de todos, tiene sus altos y sus bajos. Pero al final, Daytripper también es optimista, y nos enseña el principio inmutable de la existencia: pase lo que pase, la vida sigue adelante.
Daytripper fue escrita y dibujada por Fábio Moon y Gabriel Bá, los llamados "gemelos fantásticos" de la industria del comic. La línea Vertigo de México sacó esta novela gráfica de modo que coincidiera con la visita de los hermanos a La Mole, lo cual me pareció bastante acertado, ya que aquí en el Androide pudimos conocerlos y obtener sus firmas en nuestras obras favoritas de ellos. Los hermanos son personas muy agradables, y después de leer Daytripper, no les quedará la duda de que también son muy talentosos para contar historias y dibujarlas.

                                  Nuestras firmas en The Umbrella Academy y Daytripper. Sí, somos unos presumidos.

No se pueden perder esta novela gráfica, que sin duda es de lo mejor que la editorial Vertigo tiene para ofrecernos, y que aquí en México recibimos con bastante gusto. 

0 comentarios: