3er Encuentro de Autores de Cómic: Mesa redonda de traducción

En Estados Unidos parte de la experiencia del fenómeno cultural que son los cómics está en conocer en las convenciones a las personas encargadas de los personajes que tanto nos gustan, como a los escritores y dibujantes. En Mèxico, al carecer casi en su totalidad de series propias de creadores mexicanos ajenas a compañías extranjeras, lo más cercano que tenemos a las personas detrás de la industria del cómic son los traductores (o adaptadores, como lo explicaré más adelante). Sin ellos, muchas de las series que nos gustan no habrían sido capaces de ver la luz en México. Debido al auge de los cómics en el país y la importancia que han tomado, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en su Tercer Encuentro de autores de cómic, decidió realizar una Mesa redonda de traducción con algunos de los traductores más importantes en México, uno de cada editorial. Por razones que está de más explicar, Editorial Televisa pasó sin ver, pero como era de esperarse, su ausencia no se notó. Esto dejó a 3 excelentes personas en la mesa:
  • Manuel Azgard: Traductor de Editorial Bruguera, de series como Conan e Irredeemable.
  • Ricardo Cachoua: Traductor de Panini, de las series de Star Wars.
  • Alfredo Villegas: Traductor de Kamite, de series como Chew y Saga.
Por medio de preguntas de  un moderador, cada uno de ellos dio sus opiniones sobre la traducción en México y comentaron sobre las personas especializadas en el ámbito de la traducción de cómics, las dificultades que han tenido, cómo es traducir cómics  con limitaciones editoriales tanto nacionales como internacionales, su experiencia profesional fuera de los cómics, la dificultad de traducir un cómic por la necesidad de amplia investigación, y cómo llegaron a traducir cómics. Al ser un área especializada casi inexplorada, los 3 llegaron a los cómics por cuestiones de casualidad o experiencia previa con otras editoriales.

Uno de los aspectos más importantes tratados en esta mesa, fue que ellos no son traductores, son adaptadores, pues ellos hacen más que traducir, ellos nos presentan un trabajo totalmente nuevo, su interpretación del texto del autor basada en una investigación tanto lingüística como especializada en los cómics o películas, en caso de Star Wars y series basadas en otros medios audiovisuales; nos entregan un trabajo del que esperan nosotros estemos orgullosos, pues su finalidad primero está con los fanáticos, pero sin olvidar también su responsabilidad ante su empleador y, sobre todas las cosas, la calidad que ellos mismos esperan de su trabajo. Además, se hizo hincapié en la necesidad de profesionalizar el aspecto para que más personas se dediquen a ello como especialización y no sean traducciones de fanáticos bilingües.

Cabe mencionar que los 3 son personas muy sencillas y abiertas que mostraron el lado humano detrás de la traducción, desde antes de iniciar la mesa redonda se acercaron para platicar un momento con nosotros y fue como si nos conociéramos de años. Lo mismo ocurrió posterior a la mesa redonda, recibieron cálidamente a los fanáticos que se acercaron a externar sus dudas, ya que pese a que el tiempo de la conferencia fue de hora y media, se sintió como si hubiera durado tan solo unos minutos, es un tema del que se podía seguir platicando el resto del día sin problema alguno.

En conclusión, se rescatan puntos importantes:

  • Necesitamos apoyar al cómic en México comprando y difundiéndolo para que crezca, así como conscientizar a la gente de que los cómics no son "cuentitos" para niños y que tratan temas adultos más allá de los súper héroes.
  • Debemos de dejar de llamarlo traducción y considerarlo adaptación para que tome la seriedad suficiente para ser profesionalizado y tomado como una especialidad para que no cualquier persona se dedique a traducir.
  • Participar en foros y asistir a eventos como el "Encuentro de autores de cómic" y convenciones para que el medio siga creciendo y se sigan haciendo eventos para que los cómics se tomen con seriedad y no como algo para niños.
  • Apoyar a los adaptadores con nuestras opiniones, así como respaldar a medios escritos que se dedican a hablar de los cómics (como esta, su humilde página), y medios impresos como Comikaze, y demás medios audiovisuales como podcasts y vídeo-blogs.
Ajeno al tema de la traducción, nos dio mucho gusto ver que el evento creció exponencialmente comparado con el año pasado, pues el espacio para los autores fue ampliado; además, Editorial Kamite nos comentó que se vendieron muy bien los días anteriores al sábado y alcanzamos nuestra dotación por pura suerte. Esperamos que el año que viene sea un espacio mucho más amplio con muchos más autores y editoriales, y volvamos a ver a nuestros estimados adaptadores para continuar platicando sobre este y otros temas muy interesantes que quedaron pendientes.




0 comentarios: