trilogía Nikopol: Frío Ecuador

Concluimos la trilogía Nikopol, de Enki Bilal varios años después de la huida de Nikopol, Horus y Jill en La Mujer Trampa, con Nikopol hijo buscando a su padre, siguiendo su pista alrededor del mundo, mientras es acusado del asesinato de Jean-Ferdinand Choublanc en su natal París, a quien conocimos en La Feria de los Inmortales.

La historia en Frío Ecuador, se centra de nuevo en ideas como el totalitarismo y la corrupción del gobierno y toda la humanidad; Horus ha pasado más de una década usando el cuerpo de Nikopol, observando, y juzgando a la humanidad para determinarnos como un proyecto fallido, al tiempo que los líderes de Ecuador City, conocidos como la KKDZO determinan también a los dioses de la pirámide que llega a posarse sobre su cuidad como una amenaza.

En realidad no hay mucho que pueda hablarse sobre éste título sin revelar algo de la trama. Nikopol y Jill, ambos empeñados en olvidar pero siempre reencontrándose; y lo cíclico de la historia donde un Nikopol termina conociendo la suerte de otro, llegando de un modo a una circunstancia que nos recuerda bastante a La Feria De Los Inmortales.

Nikopol es un hombre que obtiene lo que otros desearon, y lo hace sin buscarlo, y más importante aún, sin quererlo, mientras es dejado a su suerte por Horus, el dios disidente, que regresa después de todos esos años viajando con Nikopol, a la pirámide, con el resto de los dioses del panteón egipcio, listo para ser juzgado.

La trilogía, como tal, fue adaptada al cine en 2004 por el mismo Enki Bilal, aunque la historia es más centrada hacia la trama de La Mujer Trampa que cualquiera de las otras dos novelas gráficas. Immortel Ad Vitam, puede ser considerado como un producto independiente y hasta cierto punto, como un universo alterno al que conocemos a lo largo de toda la trilogía Nikopol.

0 comentarios: