GOTH



“Hay gente que asesina y gente que es asesinada” 


Yoru Morino es una adolescente con el particular don de atraer gente peligrosa donde sea que vaya. Una niña con un secreto que no se nos revela sino hasta el final de GOTH,  el one shot de Otsuichi y Kenji Ooiwa. Las cinco historias de Goth se desarrollan alrededor de la muerte y las muchas maneras en que uno puede encontrarse con ella sin buscarla.

Son historias de asesinos, vistos a través de la mirada de dos no tan inocentes adolescentes, unidos en su fascinación por la muerte y los asesinos seriales.  Todos ellos unidos por su fascinación con Yoru Morino. GOTH es una serie de historias que hacen honor a su título. Son historias obscuras, no sólo sobre las motivaciones de los asesinos, sino sobre el modo torcido y sin embargo inquebrantable en que Yoru e Itsuki se relacionan; todo ello con un excelente dibujo, bastante detallado y cuidado. 

Las viñetas son precisas, sin medios tonos en su mayoría, limpias en su entintado. Quizá por eso es uno de mis mangas favoritos, el arte es parte de la narrativa, aún sin ser sobresaliente, hay momentos en que realmente puede ser bastante detallado a pesar de que Ooiwa sólo trabaja a duotono, no sólo por razones estéticas sino estilísticas.

Aunque no se trata de una historia realmente concebida para ése formato, puesto que GOTH es originalmente una novela escrita por Otsuichi y ganadora del Honkaku Mystery Grand Prize,  Kenji  Ooiwa hace un  excelente trabajo en la adaptación, quitando algunos elementos de la novela pero dándonos otros a cambio para mantener el ritmo narrativo del manga.

Aparte de un manga, GOTH nos ha dado en 2008 una adaptación cinematográfica en su natal Japón a cargo de Gen Takahashi, con  Kanata Hongō y Rin Takanashi como protagonistas, y rumores de una adaptación norteamericana por parte de FOX que realmente nunca se llevó a cabo.

0 comentarios: