De @Kamite5: Chew #6

Una vez más tenemos por aquí a mi serie favorita actual en circulación (como lo habrán sospechado). La portada es heraldo del regreso de un viejo personaje: John Colby, a quien vimos en el primer arco recibiendo un cuchillazo en la cara, obviamente regresó con unas mejoras al puro estilo de Robocop. Además, podemos ver una misteriosa fruta parecida a una piña con raíces en forma de tentáculo postrada en la mesa de los agentes. La misteriosa fruta protagoniza el principio y el final de éste número, por lo que surge la sospecha de que éste arco argumental, llamado "Sazón internacional", será protagonizado por éste amiguito.

Después de esto, apreciamos una pequeña discusión montada entre el reingresado Agente Colby y el siempre chistoso Agente Chu; entre todo éste relajo, podemos ver notitas pegadas en el corcho, préstenles atención, son datos curiosos, en especial ése del Coronel Sanders, búsquenlo en Google (si no es que ya saben quién es). Posteriormente, veremos a Chu discutir por su nueva oreja de color, chistes sobre asiáticos manejando y el uso homofóbico de ésa palabrita que tanto se ha puesto de moda, todo esto antes de que se enfrenten a la escena del crimen del nuevo caso asignado. Gracias a la amistad de Colby y Chu, éste último se salva de un montón de porquería. Literal. Como buen amigo, Colby monta una charada para que nuestro cebópata favorito no tenga que degustar otro platillo desagradable, por lo que tienen que encontrar otra manera de resolver el caso. Mientras avanza la búsqueda de referencias, Colby va a visitar a un viejo amigo y va a echar unos tragos en horas de trabajo. Finalmente, cruzando las referencias pedidas, los agentes encuentran a los responsables del robo mientras disfrutaban una sopa de pollo, tabú estricto en ésta serie. Pero no todo es lo que parece, mientras nuestro protagonista hace un descubrimiento revelador para terminar el primer número de 5 en éste nuevo misterio. No se menciona qué pasó con Savoy en éste número, pero estoy seguro de que sabremos pronto de él. 

Como fanático de las portadas en general, cabe mencionar que estoy contento con el hecho de que la última página traiga el arte de la portada sin logos, códigos y letras, además de que la contraportada es la portada del número siguiente. Además de que continuamos con la ausencia total de publicidad dentro de las páginas y la inclusión de esos textos coquetones para darle contexto a los nuevos arcos, que por cierto espero que algún día me inviten a escribir uno. Ja! Se vale soñar.

No dejen pasar otro número de Chew y córranle a conseguir el suyo antes de que se acabe. Bueno, tómenlo con calma, Kamite tiene bien surtido y de hecho podrían conseguir incluso números pasados. True story.

0 comentarios: