The Last of Us: American Dreams #1



Escritores: Neil Druckmann & Faith Erin Hicks
Arte: Faith Erin Hicks
Kamite / Dark Horse

The Last of Us: American Dreams es una historia inspirada por el universo creado para el videojuego The Last of Us, uno de los juegos más exitosos del 2013. 

La historia de este cómic se sitúa antes de los eventos que acontecen en el juego, se narra la historia de Ellie al llegar a un internado militar donde sus habitantes son poco amistosos, lo cual es comprensible, el mundo ha sido devastado por un epidemia de hongos malvados y esta es una de las pocas zonas habitables que quedan a la humanidad.

Ellie ahora debe adaptarse al lugar que ha llegado y enfrentar la difícil situación que aqueja al mundo.

Una de las preocupaciones que siempre tienen los aficionados de franquicias que son adaptadas a un medio diferente es que en la transición se pierda la visión de los creadores del original. En este caso, no hay de qué temer, The Last of Us: American Dreams está coescrita por Neil Druckmann, director creativo del videojuego, lo que da confianza en que no se perderá lo que hizo especial al juego. 

El elemento más fuerte de este cómic es el arte de Faith Erin Hicks, su estilo de dibujo es caricaturesco y expresivo, lo que hace que cada panel comunique inmediatamente al lector qué está ocurriendo y qué pasa por la mente de los personajes que aparecen en él. En adición a esto, la estructura de las páginas es tal que sería posible comprender la historia sin leer el diálogo, los ojos del lector son guiados por el lenguaje visual en el dibujo. Es trabajo sobresaliente y demuestra el talento de esta artista para trabajar en medio del cómic.

Es una sorpresa agradable la elección de este estilo de arte para una historia como esta, ambientada en un mundo post apocalíptico.

Quizás sea que el apartado artístico es de tanta calidad que el diálogo luce mal en comparación. Por momentos se siente redundante o innecesariamente verboso. Las imágenes cuentan todo lo que es necesario y las palabras pocas veces contribuyen algo más de valor. 

Es probable también que el dialogo no se sienta cómodo en las páginas debido al lettering, la colocación y tamaño de los globos de diálogo se siente apretada la mayor parte del tiempo.

En cuanto a la trama, es un primer número que establece una situación interesante, de manera un poco apresurada pero efectiva. Incluso para personas no familiarizadas con el universo de The Last of Us es fácil seguir la historia y entender la gravedad de la situación en la que se encuentra Ellie.

Sin duda, quienes más disfrutarán de The Last of Us: American Dreams serán los aficionados al videojuego, pero es cómic extraordinario en lo visual que bien merece que se le eche un ojo, no importando que no sepas nada del juego.

0 comentarios: