La espera termina: Los Simpsons #7.

Hay que aclarar algo, Los Simpsons Comics jamás dejarán a los Androides, aunque no se les escriba de manera regular de ésta. Los Simpsons es una serie que ameniza todo este vasto mundo de cómics, incluso una semana estresante; escuela, trabajo o personal. Detenerse y divertirse con ello es lo ideal, y en esta etapa nueva que estamos alcanzando, saber qué consumir y que no, sobre la inmensa variedad que llega y llegará; sobre algo cómico sigue siendo mi elección.

Ha quedado aclarado que la serie y el cómic existe una brecha, en una usan el humor más complejo (T.V), la otra conserva los trazos y la acidez, incluso si está dirigido a público más “joven”, es un hecho que no, no del todo.

La historia nos muestra a un Humero “pasadito de donas”, la autoestima le duele pero no es la primera vez que se enfrenta al reto de la dieta. Es un hecho que las dietas son para romperse, ¿no? Está finiquitado por el  Dr. Hibbert, pero homero extraña las grasas antes de despegarse dando un último banquete de su comida favorita. Sí, ésa que en la serie se nos antoja cuando la come.

Una vez dentro su dieta, el deber de Homero es mantener su palabra ante su impulso de ingerir alimento grasoso, Marge cree en él; como lo usual, la dulce le echa porras, pero antes que estas se vean frustradas el gran apetito; literal, meterá al pueblo en problemas, no solo a nuestro ovoidal protagonista, al pueblo entero.

El humor es presente y tan subjetivo como sea deseado,  no tuvo el mismo impacto en mí que un menor al que le presté el número. Arriba es mencionado: leer los Simpsons es bastante “light” porque es un cómic de humor con el cuerpo suficiente para no complicar la existencia. Ojo, eso no quiere decir que sea malo, hay que… “campechanear” o darle variación a nuestras colecciones y tratar de meterle de todo un poco. No todo es sobre capas, héroes y antihéroes. Sobre humor, Los Simpsons persiste como mi recomendación sobre ello, ideal para ponerte de buenas o tomar un respiro.
Este es una entrada especial y en especial se la quiero dedicar al Sr. Julio Espinosa. Gracias por creer en nosotros.


0 comentarios: