Kamite: Saga #1

El día de hoy hay overload de reviews porque traje bastante material de La Mole. Entonces, no veo por qué no ayudarlos a decidir con sus compras haciendo más de 1 review hoy.

Lo primero que me llamó la atención de Saga, y lo que me convenció a invertirle 50 pesos a ésta edición especial de La Mole Comic-Con, fue la edición! No lo había sacado de la bolsa y ya lo amaba! Y al sacarlo la sorpresa no es de menos. La portada es una mejora infinitamente superior de la portada de la segunda impresión americana. Simplemente al tacto ya se siente el cariño! El relieve de las imágenes y las letras, la calidad del papel, el volumen de las páginas y el olor hacen la experiencia completa. Siguiendo el ritmo de lo que se ve los nombres arriba de la leyenda "Saga" resaltan tanto como la misma portada: Brian K. Vaughan! Para los asiduos de los cómics, éste nombre les hará saltar de sus asientos al recordar su serie Y: The Last Man con Vertigo o su run con Runaways de Marvel en los 3 volúmenes. Si son aún más quisquillosos, el nombre les sonará porque él fue el encargado de escribrir Lost, la serie de TV, de las temporadas 3 a la 5.

El otro nombre quizá no es tan reconocido, pero ahora ya tiene un peso de proporciones considerables: Fiona Staples se ha ido haciendo camino poco a poco hasta llega a Saga, su ópera magna hasta el momento. Y no es para menos, desde el diseño de la portada se puede notar su habilidad para dibujar rasgos humanos combinándolos con rasgos fantásticos como cuernos o alas sin perder el realismo. 

Antes de continuad tengan en cuenta la advertencia del celofán que envuelve esta joya: Éste número NO es para menores de 18 años! Uno piensa que éstas advertencias son vagas y que todo mundo las ignora, pero si por ahí nos lee un padre tan preocupado como desinformado, cabe mencionar que contiene malas palabras e imágenes de 2 televisores manteniendo relaciones sexuales. No, esto no es un chiste.

Ahora sí! Quizás entrar de lleno al mundo de Saga es complejo, porque éste primer número es tan sólo una introducción vaga, por llamarla de alguna forma, a todo lo que conlleva éste universo. Veremos a seres con alas, cuernos, con monitores por cabezas, a changos parlantes que visten overoles, a gatos que saben detectar las mentiras, magos cornados que forman una pequeña parte de una guerra intergaláctica entre un satélite artificial y el planeta al que rodea. Ah! También hay un humanoide caiman con un traje! Qué genial es eso? Mucho.

La historia podrá parecer cliché, pero el ritmo de la narrativa y la ilustración hacen que podamos ignorarlo sin problema alguno. El conflicto? El bebé que nace dentro de las primeras páginas es fruto de una unión no consentida entre seres que no deberían reproducirse entre ellos, y por una profecía de una señora con un cuerno en la frente, el padre (Marko) deberá de ser asesinado porque causará la muerte de muchas personas.

Entre todo éste tango espacial, existe otro lado humano que es lo que más resalta de la serie. La última página nos da la esperanza que entre tanta guerra y violencia el amor puede florecer entre personas que no deberían de estar juntas. Es un mensaje muy bonito que acompaña a éste cocktail de emociones. Y el Gatamientes no me dejará mentir cuando les digo que quedarán enganchados con la historia y que comprarán gustosos todos los números por venir!

Les diría que no lo disfruté, pero...

0 comentarios: