Serie animada: Teen Titans Go!




En el 2003, el universo animado de DC Comics vió la creación de Teen Titans, un equipo de jóvenes superhéroes no muy conocidos, con la excepción de Robin, el ayudante de Batman, donde aquí sería el líder del equipo. Estaba basada en el comic del mismo nombre, sin embargo el estilo y diseño de los personajes era diferente al de los comics, un estilo que acabó siendo muy particular y reconocible, además de agradable. La caricatura tenía de todo: acción, comedia, drama, historia interesante, y personajes de DC que no eran los más comunes y conocidos por las personas.
Robin, Starfire, Cyborg, Raven y el Chico Bestia fueron los protagonistas de 5 temporadas y una película, en las que aparecían más personajes, el equipo se expandía, las relaciones ahondaban y los villanos eran cada vez más complejos y malvados. 
En mi opinión esta caricatura era muy buena, pero sin embargo le llegó el fin. Tras 3 años de emisión, Teen Titans fue cancelada. Se vería reemplazada por Legion of Superheroes, a la que tampoco le fue muy bien que digamos.
En el 2010 llegó una sucesora más de Teen Titans, llamada Young Justice. Era una nueva y diferente caricatura, pero también se centraba en un equipo de jóvenes aspirantes a superhéroes. La diferencia era una animación más "seria" y que en Young Justice veíamos también a la Liga de la Justicia, que si bien no eran los protagonistas, tenían su buen papel en la trama. 
Durante el tiempo de emisión de Young Justice, DC creo su bloque de animación llamado DC Nation. Esta consistía de Green Lantern: The Animated Series y la mencionada Young Justice. Además, había unos cortos basados en personajes de DC.
Entre estos cortos vimos el regreso de Teen Titans, pues algunos de los cortos estaban dedicados a los personajes que conocíamos anteriormente, pero dibujados de una forma "super deformada" o "chibi", como dirían algunos.
Eventualmente Young Justice también llegó a su fin y fue cancelada, una pena pues era muy buena. Pero para DC significaba que debían hacer algo más para reemplazarla, y los cortos de los Teen Titans reavivaron el interés por estos personajes. Así, surgió Teen Titans Go!
 
Pero algo cambió para esta encarnación. Primero que nada, el estilo de animación es claramente diferente a la caricatura original, pero también es diferente a los cortos y a cualquier cosa que hayamos visto antes.
Los diseños de los personajes fueron simplificados y caricaturizados mucho más aún que en su versión super deformada. Los fondos y los efectos se volvieron coloridos en exceso, y en general le dió una estética muy diferente a los personajes que ya conocíamos.
Pero eso no fue el fin del cambio. Las personalidades y las tramas también se vieron afectadas. Como resultado, tenemos unos Teen Titans que ven exaltadas sus personalidades más básicas. Robin es un Obsesivo Compulsivo sin remedio, Beast Boy es un bromista extremo sin conocer nunca la seriedad, Starfire es una exageración del chiste que resultaba su cultura extraterrestre, y así.
Las tramas de los episodios también se sobre simplificaron, y vemos episodios que se centran en el dilema del Chico Bestia de comprarle un buen regalo de cumpleaños a Cyborg, o las aventuras latinas de Sedita, la mascota de Starfire, cuando esta se pierde por error.
En general, la caricatura puede llegar a ser graciosa al ver a Robin haciendo el baile del pollo o rapeando en un auto; o a Trigon, el demoniaco padre de Raven como un señor formal y amable. Sin embargo, también hay algo muy raro en el humor en ocasiones, algo crudo que puede llegar a ser perturbante.
Para ejemplificar, hay un episodio en el que Robin se queja de no tener superpoderes (chiste recurrente), por lo que hace un experimento para obtener poderes, a pesar de que sus compañeros le advierten que los superpoderes pueden ser también una maldición. Al obtener superpoderes, el superdeformado y colorido Robin resuelve todos los problemas del mundo, por lo que el crimen desaparece, y así vive todo el resto de su vida sin propósito ni razón de ser. Al final, el anciano Richard Grayson admite que sus amigos tenían razón sobre la maldición de los superpoderes, momento en el que los viejos compañeros del chico maravilla aparecen para pronunciar un clásico "te lo dijimos", y después, el viejo Robin muere.
Dios, sentí que estaba contando un creepy pasta. Personalmente este episodio me ocasionó algo raro, además de la inquietud por la trama fatalista del episodio, sentí que los Teen Titans que había conocido hace algunos años habían sido revividos en algo completamente diferente.
El humor puede resultar divertido la mayoría de las veces, pero no hay duda de que DC está usando la fama y popularidad de una vieja y buena caricatura para hacer una parodia de su propio producto. No estoy en contra de las parodias de DC, pues por ejemplo Pollo Robot lo hizo muy bien en su especial de DC. Sin embargo, hay algo que me molesta en que DC profanara sus propios personajes, y no solo una vez, si no en una serie dedicada completamente a este objetivo.
En fin, esta es mi opinión, y claro, no se puede negar que la nueva encarnación ha resultado popular, pues ya se contempla una segunda temporada e incluso hizo el salto obligado a un comic de formato digital.
Para que no parezca que soy pura negatividad y crítica, puedo admitir que el estilo del arte me agrada bastante, pues si bien es diferente, resulta una animación vistosa y luce bien dentro de lo que pretende ser. Los fondos y detalles se mezclan bien.
Además, resulta chistoso que haya más referencias al mundo DC que las que se tenían permitidas en la primera Teen Titans. Aquí podemos ver a Batman pescando con el comisionado Gordon, o el peluche de Darkseid tirado por aquí y por allá.
Con la historia de las series animadas de DC, no me extrañaría que Teen Titans Go! se viera cancelada en el tiempo próximo. Sin embargo, ha dejado su marca en la historia animada de DC, al igual que Teen Titans originalmente lo hizo. Si esta marca es buena o mala, ya es cuestión de enfoques y debates. 

1 comentarios:

Bueno...3 años después de que se publique esta entrada un comentario salvaje aparece.
La serie esta bien, es una ridiculización de los propios personajes, también tiene burlas a la sociedad como por ejemplo el episodio del cumpleaños de chico bestia en el que admitían que es aburrido cantar la misma canción de cumpleaños feliz, que les desagradaba comer un pastel salpicado de saliva y cera de vela y que era tonto abrir regalos y fingir que te gustan.
Otra burla también fue el capítulo en el que se juegan fútbol y se dan cuenta de que es aburrido pero la gente lo ve porque hay un ave mágica dentro del balón que los hipnotiza.

Número 2: he leído comentarios de gente diciendo que esto es absurdamente estúpido y que no es ni la sombra de lo que fueron los originales. Mierda: es una serie para niños muy pequeños; lo otro es que esto es un spin off no una sucesión. Es como si yo dijera que metal gear rising es el peor juego de infiltración de la saga. Coño como no va a ser sino es de sigilo es de acción hack and slash.
Esta muy bien tiene chistes rápidos y sátiras de la sociedad y de ellos mismos con lo surrealista y lo absurdo al mando.
Es como un south park mas leve :D