¿Por qué hay tan pocas familias en los New 52?

Uno de los cambios que tuvo el universo DC después del inicio de los New 52 fue que muchas familias que existían en la vieja continuidad desaparecieron.

Como la historia de muchos personajes fue ajustada para que sus carreras como superhéroes fueran recientes, esto no daba lugar a que en el corto periodo de tiempo que un personaje como Flash tenía operando este ya tuviera una esposa, hijos, sobrinos, ni nada de ese estilo. No tendría mucho sentido ¿O sí?

 ¿Qué es eso en la cara de esa gente? ¿Una sonrisa? ¿En mi DC?

Al menos esa es una forma de explicar este cambio ligándolo a la continuidad de los títulos publicados.  Pero como ocurre con frecuencia en el mundo de las editoriales grandes, la continuidad está dictada por factores externos.

Lo más probable es que la desaparición de muchas familias en el universo de DC se deba a dos grandes razones: el tipo de historias que se desean contar y el público objetivo de estas historias.

Sobre la primera razón, aunque las familias son un tema fértil para contar historias, basta ver cuantos sitcoms giran en torno al nucleo familiar, estas seguramente no son las que las personas a cargo de DC desean contar. No importa lo interesante que pudiera ser desarrollar una relación de padre e hijo oa través de las páginas de un cómic, es probable que en DC prefieran contar cómo es que Aquaman se agarra a golpes con el villano en turno, o una reunión familiar para celebrar un cumpleaños jamás será tan atractiva cómo Hal Jordan creando un ametralladora con su linterna para dispararle balas verdes a extraterresres vestidos de amarillo.

Para el equipo editorial de DC vender un cómic en el que una familia tenga un papel central debe ser visto como un reto que no vale la pena afrontar, sin importar que un título como Animal Man, en el que la familia del personaje principal es esencial a la historia, haya sido bien recibido. ¿A qué se debe es esto?

Esto nos lleva directamente a la segunda razón arriba mencionada, al público objetivo de las historias que se cuentan en DC.

 Oh sí, más como esto. Entreteniemiento sofisticado para un lector sofisticado como lo soy yo en persona.

No es un secreto para nadie que los principales consumidores de cómics de las dos editoriales grandes, DC y Marvel, pertenecen a un grupo demográfico particular: hombres mayores de 20 años, heterosexuales, blancos y solteros. Este grupo de personas, además espera identificarse en las historias que consume, razonan los equipos editoriales, así que hay que darles a personajes con los cuales sea fácil que se identifiquen.

Esto es, personajes sin familia propia. No esposa, no hijos, nada de esas tonterias. No queremos que los lectores vean cosas en las páginas de su cómic con las que no están familiarizados (oh, el juego de palabras) y dejen de leerlo ¿cierto?

¿Cómo culpar a DC en particular de tomar esta decisión? Cada año menos y menos gente compra sus cómics de manera regular, así que hay que aferrarse con uñas y dientes a conservar a estos hombres mayores de 20 años, heterosexuales, blancos y solteros leyendo.

 Aburrido. Además esa mujer tiene senos alarmantemente pequeños y poco expuestos.

O se podrían expandir las historias a temas más diversos, familias incluidas y atraer nuevos lectores.

O puede que sólo sea que los escritores en DC sean horribles para escribir familias y prefieran escribir a Batman golpeando a sujetos con nombres como "El Pingüino".

0 comentarios: