X-Men: Atracciones Fatales

X-Men: Fatal Attractions ha llegado a su fin en México después de 6 números, pero, fue la decisión correcta publicarla en nuestro país? Mi humilde opinión es un rotundo NO. Por qué?

1) Las portadas
Lo característico de las portadas de Fatal Attractions fueron los hologramas, y las publicaciones locales pegaron unos feos tarjetones que parecían salidos de una promoción de productos Bimbo, y que, en algunos casos, llegaban a estar maltratados. Sin olvidar que el precio del especial semanal se duplicó cuando no había necesidad o, más que nada, no lo valía.

Comparación entre holograma de la publicación en México y el holograma original.
(Con un cameo de mi dedo pulgar).
2) La falta de antecedentes para entender la historia
Si eres un lector que inició recientemente en los cómics, no vas a tener mucha idea de lo que está pasando. ¿Qué es X-Factor? ¿Illyana está muerta? ¿No está ahorita en el equipo de Cyclops? ¿Quiénes son los Acólitos? ¿Quién es Stryfe? ¿Qué es el virus Legacy? ¿Qué es X-Force? ¿Quién es Rachel Summers, y por qué tiene los poderes de Phoenix? ¿Qué es Excalibur? y otro montonal de preguntas, que si no eres fanático de los cómics, te dejarán con cara de "What?" para cuando termines de leer los 6 números. Que si bien la gente podría investigar qué es lo que está pasando, es difícil hacerlo de manera "legal", puesto a que los números entre las historias ya están fuera de circulación.

¡Excalibur!

3) La traducción de los primeros números es horrible, apresurada y no está revisada.
Pero eso ya no es sorpresa, verdad? Después del fiasco de la, ahora famosa, Baticuva y ese número de Batman que parece que fue traducido por un niño de 6to año de primaria, ahora los 3 primeros números tienen una traducción demasiado rebuscada y es notable que quienes hicieron la traducción no son personas con conocimiento en el mundo de los cómics. Pero, de nuevo, esto no es novedad. Nunca ha existido una sinergia en la traducción, lo que podemos ver traducido en un número, para el otro podría estar sin traducir. Sin olvidar el pésimo control de calidad, que nos deja muy claro que traducen e imprimen sin revisar el trabajo traducido.

Apoacalipsis y el Sr. Siniestro les mandan saludos.

Lamentablemente, por estas razones, Fatal Attractions pasó sin pena, ni gloria, está nada más para llenar los estantes de los coleccionistas. Ni más, ni menos.

0 comentarios: