Aquaman 14-16. Throne of Atlantis.

Antes de comenzar quisiera hacer una aclaración, en el podcast 4 mencioné que el arte de esta serie corre a cargo de Dexter Vines cosa que es equivocada. Las actuales historias de nuestro héroe acuático corren por cuenta de Geoff Johns, el arte es de Iván Reis y el entintado de Joe Prado, una disculpa por la equivocación, dicho la anterior sigamos.

Aquaman es un gran personaje al que por fin sus historias y su arte le hacen justicia. En esta ocasión platicaremos de arco que acaba de terminar el cual abarca los tomos 14, 15 y 16 de la serie regular de nuestro héroe y los tomos 15, 16 y 17 de la Liga de la Justicia de los que el buen J.C. (@The_Batmad) les platicará el miércoles. *aplausos*

La historia se titula “Throne of Atlantis” y corre a cargo (como no podía ser de otra manera) de Geoff Jhons, quien se ha encargado de traernos a un Aquaman lleno de vida y carácter, el tomo 14 nos presenta a nuestro protagonista haciendo un breve resumen de lo ocurrido hasta el momento, soldados atlantes atacaron una base militar estadounidense para apoderarse de un artefacto atlante y Black Manta mató a antiguos aliados de Aquaman para recobrar las reliquias del Rey Muerto (tesoro atlante), lo que sitúa a nuestro héroe frente a frente con su hermano Orm, actual rey de la Atlántida, para cuestionarlo al respecto. Este tomo sirve como recapitulación de lo ya sucedido y como introducción a lo que viene, es un tomo muy ligero que los dejará con un buen sabor de boca.

En el tomo 15 la guerra ha comenzado, los atlantes sufren un ataque y deciden regresar la cortesía atacando Metrópolis, Boston y Gotham con una gran ola que deja a dichas ciudades con muchas bajas civiles Aquaman se encuentra la tercera ciudad nombrada cuando los hechos acontecen, con ayuda de Mera logra minimizar las pérdidas de vida humanas, en este tomo se presenta un conflicto de intereses pues la Liga quiere tratar al hermano de Aquaman como un terrorista y él les recuerda que es el líder de una nación bajo el agua que acaba de ser atacada por el mundo de la superficie; Arthur pretende resolver el conflicto de una manera diplomática, la Liga le otorga por conducto de Batman una oportunidad para resolver la situación a su manera (dialogando).

En el tomo 16 Orm y la Atlántida han tomado la delantera, han capturado a toda La Liga de la Justicia y los han mandado al fondo del mar, a todos con excepción de Cyborg, en este tomo tenemos invitados, las reservas de la Liga entran en acción, todo cortesía del buen Vic. quien más adelante organiza una excursión al fondo del mar, en este tomo se revela la identidad de la persona que planeó todo desde el principio, es un tomo lleno de acción, agua y más acción.

Hasta aquí vamos bien, hasta este punto la historia es muy buena, sólida y con un argumento que bien podría ser película, tenemos, acción, conspiraciones y misterios descubiertos, todos los elementos necesarios para una historia triple AAA pero algo sucede y aquí necesariamente tenemos que mencionar el tomo 17 de la Liga de la Justicia que es precisamente cuando este conflicto llega a su fin, este tomo está lleno de acción, tanta que no pasa por tu mente que este sea el tomo final de esta historia, no obstante que te lo dicen en la portada, lógico es que Aquaman se enfrasca en una pelea loca contra su hermano Orm para poner fin a la intención de la Atlántida y recuperar su trono, no quiero decirles exactamente cómo termina pero así termina ¡pum! Se acabó, termina, punto.

¿El arte? Bueno tenemos que tener en cuenta que este es un conflicto que abarca dos series regulares (Aquaman y la Liga de la Justicia) y por esta razón una de ellas tenía que sufrir alguna clase de detrimento en el apartado gráfico, tristemente la serie elegida para eso fue la de Aquaman “prestando” tanto a su dibujante como a su entintador. El arte en los tomos de Aquaman no es malo pero sí muy simple, hay pluralidad de dibujantes lo que hace que el carácter otorgado al rey de los 7 mares por Reis se pierda un poco, en general cumple pero se queda lejos de lo visto en tomos anteriores.

Lo bueno: La mayor parte de la historia.

Lo malo: El arte decae.


Como conclusión podemos decir que esta historia empezó muy bien, acaba de golpe y de una forma muy sencilla, no esperábamos un final tan cortante.

Me despido deseándoles un buen fin de año e invitándolos a seguirnos en nuestra cuenta de Twitter oficial (@AMazmorra), hasta la próxima. :D 

0 comentarios: