Avengers Arena termina ¿ahora qué?

Avengers Arena concluyes después de dieciocho números en los que fue honrada una de las tradiciones con más arraigo en Marvel: matar a los superhéroes adolescentes.

Es más, la premisa de Avengers Arena  fue "un grupo de superhéroes adolescentes se mata entre sí", lo cual por lo menos tiene el mérito de ser directo y se ahorra el esfuerzo de fingir que tener a superhéroes jóvenes muertos en Marvel es algo que impactante.



En esta ocasión, fueron personajes de Runaways y Avengers Academy, principalmente, quienes estuvieron involucrados en una siempre saludable matanza de un mes de duración, orquestada por Arcade, ese simpático villano con una afición un tanto exagerada a parques de diversiones de la  muerte. También participó X-23, pero este es un personaje más lucrativo que Mettle, por ejemplo, y por tanto nunca existió duda si moriría o no.

Al final, más o menos la mitad de personajes que iniciaron la serie murieron, el resto quedó traumatizado de por vida y Arcade por supuesto salió ileso de este asunto. ¿Qué mejor momento para preguntarnos qué lecciones hemos aprendido de Avengers Arena?

La primera es que si eres un personaje creado durante los últimos veinte años debes tener cuidado, seguro no vendes tantos cómics como Wolverine y nadie en el equipo editorial de Marvel sufrirá mucho si mueres.

Segundo, que los superhéroes adultos del universo Marvel sólo se preocupan por la muerte de superhéroes jóvenes cuando estos ya están muertos y enterrados, no antes, ni siquiera si tienen días desaparecidos. Hay asuntos más importantes que atender todo el tiempo.

Tercero, las muertes de superhéroes jóvenes son tan comunes que a nadie en el universo Marvel le interesan demasiado, hasta ahora, sólo ha mencionado tangencialmente que más de una docena de adolescentes ha desaparecido en otros títulos de Marvel y es seguro que no veamos menciones de quienes murieron. Después de todo y como ya se menciona, hay muchos asuntos más importantes que mencionar.

Cuarto, si necesitas drama, mata un adolescente. O un autobús lleno de ellos, como los X-Men saben perfectamente.


Por último, la mayor lección de todas es que no importa que ciertos personajes tengan un seguimiento entre los lectores pequeño pero dedicada, existen sin falta otros lectores que disfrutan de leer cómo el personaje favorito de alguien más se muere. O simplemente lo que disfrutan de sus cómics es ver a gente morir, ser mutilada o sufrir en general. Es más maduro y realista, ¿cierto?

Todas estas lecciones son deprimentes y son parte de las razones por las que mi interés en Marvel y lo que publica se encuentra en sus niveles más bajos en años. Los superhéroes adolescentes son una de mis partes favoritas de Marvel, y de DC, dicho sea de paso, por lo que me desanima mucho que el único momento en el que estos personajes son recordados es cuando se necesita matar a algo y que el lector no reacciones con "la muerte en los cómics nunca es permanente si eres suficientemente popular".

Podría mencionar como un positivo que al menos uno de mis personajes favoritos sobrevivió a Avengers Arena, pero entonces recuerdo que se tiene pensado publicar una serie que haga seguimiento a esta. Ahí muere mi entusiasmo.

Entonces ¿ahora qué?

No mucho, estas cosas continuarán por un tiempo en Marvel, si no es que siguen así para siempre y llegar a esta conclusión es tan satisfactorio como la conclusión de Avengers Arena.

1 comentarios:

Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/